bt vertodoslospoemas ES

Correo

1331934291 mail basic blue  Webmail

Elvira Tracy

The mass is over: come, come let us go home!

(De sus últimas palabras)

 

¡He aquí del año el más hermoso día

Digno del paraíso!, es el temprano

Saludo que el otoño nos envía

¡Son los adioses que nos da el verano!

 

Ondas de luz purísima abrillantan

La blanca alcoba de la dulce Elvira

Los pajarillos cariñosos cantan,

El perfumado céfiro suspira.

 

He allí su tocador: aún se estremece

Cual de su virgen forma al facto blando.

He allí a la Madre de Jesús: parece

Estar sus oraciones escuchando.

 

¡Un féretro en el centro, un paño, un Cristo!

¡Un cadáver! ¡Gran Dios!. . . ¡Elvira!. . . ¡Es ella

Alegremente linda ayer la he visto,

¿Y hoy?. . . hela allí. . . ¡solemnemente bella!

 

¡No ha muerto: duerme! ¡Vedla sonreída!

Ayer, en esta alcoba deliciosa,

Feliz soñaba el sueño de la vida

¡Hoy sueña el de otra vida aún más dichosa!

 

Ya de la rosa el tinte pudibundo

Murió en su faz; pero en augusta calma

La ilumina un reflejo de otro mundo

Que al morir se entreabrió para su alma.

 

Ya para los sentidos no se enciende

La efímera beldad de arcilla impura;

Mas, tras de ella, el espíritu sorprende

La santa eternidad de otra hermosura.

 

Cumplió quince años: ¡ay! edad festiva,

¡Más misteriosa y rara, edad traidora!

¡Cuando es la niña para el hombre esquiva,

Y a los ángeles férvida enamora!

 

¡Pobre madre! ¡del hombre la guardaste,

Pero esconderla a su ángel no supiste!

¡La vió, se amaron, nada sospechaste,

Y en impensado instante la perdiste!

 

Vio al expirar a su ángel adorado,

Y abrió los ojos al fulgor del cielo,

Y dijo: el sacrificio ha terminado,

¡Ven vámonos a casa! y tendió el vuelo.

 

¡Por eso luce tan hermoso el día,

Indiferente al llanto que nos cuesta!

Hoy hay boda en el cielo: él se gloría:

¡La patria de la novia está de fiesta!

 

Nueva York, agosto 30 de 1863.